tiempo Monzón

lunes, 26 de agosto de 2013

DEDO DE MONTE PERDIDO, PICO DE LA CASCADA OCC. Y ESPALDA DE MARBORÉ (3188,3095 y 3073 m)


Esta aventurilla viene a ser una de esas a las que vas a parar de rebote y sin pensar, puesto que el artífice de esta idea fué Santi, cuando, hace ya muuuuchos meses, comentó que le gustaría subir al Dedo y, para su sorpresa, Lolo y Ale le dijeron que le acompañarían. Y para sorpresa nuestra, éstos nos invitaron a venir. Pues vale!!!, respondimos raudos y veloces, sin saber muy bien ni dónde nos metíamos, hasta que empezamos a mirar información...jodo lorito!!!!
Lo planeamos para hacerlo en tres días, con la calma, que si no es un chorizal, y la fecha real del comienzo de la gran hazaña es el día 4 agosto:
 De esta guisa vamos los cinco componentes ese día, amos!! si todo íba por fuera porque no había sitio en las mochilas...imaginaros lo que eso pesaba!!!
Con toda la calorina de la hora en la que todo hijo de vecino se está echando su buen café o viendo el Sálvame, cinco masocas amantes del monte subimos piano, piano a Góriz dispuestos a pasar la noche en nuestra confortable tienda de campaña algunos, y otros al raso, que con un buen saco se lleva bien.
La subida al refugio la hacemos desde la pradera de Ordesa, previo pago del autobús que sale de Torla que nos da el timo del día. Todo está verdisísimo en el bosque, amarillisísimo en la pradera por los erizones florecidos y el Arazas petadisísimo de agua, en fín, un escándalo de disfrute visual que se va al carajo cada vez que te acuerdas de la pedazo de chepa que llevas detrás, que molesta lo suyo.
Llegados a la pradera emprendemos las clavijas de Soaso, que cuestan más de la cuenta por el peso que llevamos. Perdonad que me repita...pero es que pesaba un güevo!!! como pa no quejarse... y por fin llegamos a Góriz.




Cola de Caballo


Clavijas de Soaso


Vaya nochecita!!! se introduce en mis sueños una estridente armónica al más puro estilo western de John Wein que no cesa hasta altas horas de la madrugada, por no hablar de risoteo y aplausos que amenizan la velada de vez en cuando...en fin, al principio hace gracia la musiquita y los alegres jovenzuelos...al rato los hubiera matao!!!
Suena el despertador. Qué ganas!! Subimos por la vía normal hacia Monte Perdido y, cuando llegamos a la base de la escupidera, nos calzamos los crampones para desviarnos a mano izquierda cruzando un inclinado nevero hasta llegar a la base del Dedo.

Refugio de Góriz




Llegando a la base del Dedo de Monte Perdido

 Comemos algo para empezar la escalada con fuerzas pero en este rato nos quedamos petrificados de frío.
-Y pensar que ahora hay que ponerse los pies de gato!!! brrrrrrr brrrr brrrr
-Pues con calcetines!!
-Y tanto que sí!!!, anda qué...vaya pintas!!! y cómo apretan!!!
-Ja, ja, ja, brrr, brrrr, brrr, ja, ja, ja, brrr, brrr, brrr.
Oye tú, nos ponemos al lío de la escalada y se nos pasa todo, hay que ver lo que es el coco...
Escalamos un IV grado mantenido, por una evidente chimenea llena de pequeñas regletas que nos ayudarán a progresar por terreno algo descompuesto, sobre todo en la salida de la misma. Con nuestra cuerda de 40 m llegamos sobrados realizando sólo un largo y hacemos uso de friends y fisureros, puesto que tan sólo hay un clavo a mano izquierda pasada la mitad de la escalada. A partir del clavo aparcen dos pequeñas chimeneas más, nosotros cogemos la de la derecha, que parece que se inclina menos, pero está algo más rota.

 

En la cima, la alegría es inmensa, y el día es estupendo, aunque ahora que ya hemos hecho la escalada, de nuevo empezamos a tener frío.
Sin perder demasiado tiempo montamos un rápel en el matojo de cordinos, y con las dos cuerdas de 40 m llegamos sobrados.







Como vamos bien de hora, Santi y nosotros vamos a aprovechar que estamos en este paraíso de tresmiles para hacernos alguno que nos falta por la zona. Lolo y Ale se bajan a Góriz a descansar, claro...como ellos ya los tienen todos!!!
Él se irá a la Torre y nosotros al Pico de la Cascada Occidental y a la Espalda de Marboré.
Tanto para él como para nosotros se acabó el escalar, ahora será un paseo de andar, laaargo, pero paseo.

Cima del Pico de la Cascada Occ.






Cima de la Espalda de Marboré


Cuando terminamos la actividad el sol calienta de lo lindo, con el frío que hemos pasado y ahora mira...esto hay que aprovecharlo. Así que los valientes se van barranco a bañar a las pozas y los también valientes se van a las duchas a duchar. Todas las aguas están congeladas, pero que bien sienta estar limpitos.
Hasta la hora de la cena, lo que suele hacerse en estos ratos, comentamos historietas pasadas y futuras que llegarán y, casi sin querer, Santi se nos va a cenar unas pechugas al refugio, que darán mucho que hablar en lo que queda de estar juntos, y los demás nos conformamos con las miserables latas y el fiambre al vacío.












Y, al día siguiente, tranquilamente, pero madrugando, para no pasar calor, bajamos de nuevo a la Pradera por el mismo camino de ascenso de hace ya dos días, pero esta vez disfrutando más, si cabe, de las flores, marmotas y todo lo que la madre naturaleza nos brinda, puesto que sin la comida y con la satisfacción de llevarte tres tresmiles, la mochila pesa hasta menos.
Sin duda alguna, una experiencia para repetir por lo majo que es el sitio, y sobre todo por el extraordinario grupo que formamos. Gracias por hacernos partícipes de ello :)
Si queréis el track, aquí.

8 comentarios:

JonyMao dijo...

Buena y completa actividad, chicos.
¡Enhorabuena!
Saludos

carmar dijo...

Actividad bien chula y completa. Muchas veces lo menos planeado es lo que mejor sale. Ánimo con esas mochilas, que curte, pero vaya si te clavan en el suelo. Salud y montaña.

J. M. N. dijo...

Claro que si!! a esos peñascos solo se sube una vez en la vida...y hay que aprovechar cuando se presenta la oportunidad, pese a las mochilas, pese al frío, pese a las latas frías...ya descansaremos en el asilo cuando seamos viejecit@s...
Hala, salú y montaña, compañeros

cristina dijo...

otra excursion impresionante ¡vaya vacaciones! yo solo de ver las fotos me agoto...

Santiago Solá dijo...

Que bien me lo paso leyendo vuestros relatos!! Casi tan bien como lo pude pasar trepando al Dedo con vosotros, que todo hay que decirlo, es una gran suerte la mía cuando voy a un sitio asín y llevo tan buenísima compañía. Esta jornada será del todo inolvidable, estad seguros. ¡Que gozada me he dao! Es la primera vez que, haciendo un tresmil, se me han saltado las lágrimas de emoción. UN ABRAZO!!!!

pirineosymas dijo...

que pasa pues , ya solo faltaba nuestro comentario , lo dicho , no hay nada mas gratificante en alta montaña que buena compañia y buen humor , luego esta el tema de sufrir mas o menos a la hora de escalar o cargar con el peso de la dichosa mochila , cada uno lo lleva de la mejor manera , ya lo dice el refran ,sarna con gusto no pica.

Pirene dijo...

¡QUE GUAY! preciosa actividad mozet@s!

Salud, monte y orujo que no falten pues!
(ni el jamón al vacío tampoco)

silvia dijo...

Ya perdonaréis por responder tan tarde, pero estoy de lavadoras, organizar materiales, y hacer carroza para las fiestas de mi pueblo hasta mi mismísimo moño.
Muchísimas gracias por pasaros y, por supuesto, por comentar.
Un abrazo.