tiempo Monzón

miércoles, 4 de septiembre de 2013

NEOUVIELLE Y POINTE DE RAMOUNG (3091-3011 m)

Fecha real: 11 de agosto de 2013.
Y seguimos en Francia, así que vamos a aprovechar para subir uno de los imprescindibles de tod@ montañer@: el Néouvielle, y ya que está al lado y es tan pincho, subiremos también el Ramoung.
Nos levantamos con bastante menos frío que días atrás y retomamos la senda que recorrimos el otro día a oscuras. Vamos por la vía normal de subida al Néouvielle y la abandonamos una vez pasada la Brecha de Barris. Iremos girando hacia la izquierda en busca del collado que forman la cresta del Ramoung y el Néouvielle subiendo por un largo nevero.



 Cuando llegamos a la base de la cresta del Ramoung, no lo atacamos directamente por su cresta, sino un poco por debajo de éste, y cuando estamos en la falda del pico vamos trepando a través de surcadas grietas que nos facilitan la progresión. Los resaltes son continuos pero la excelente roca hace que los superemos sin problema y con mucha seguridad, pero no olvidemos que estamos ante una escalada de III grado y hay que tener muuuuucho cuidadín.






En la cima las vistas son una maravilla, teniendo en primer término los desafiantes colosos del Néouvielle y el Pic Long (pero qué ganotas le tengo a este último).



 Tras la pertinente foto cimera, bajamos sin perder demasiado tiempo. La parada larga la haremos en la cima del más grande. Destrepamos con sumo cuidado porque una caída te llevaría directo al tobogán blanco que haría de lanzadera para el salto mortal al Lac d'Aubert (bueno, ya te habrías matao antes...). Decidimos rapelar las grietas por las que hemos comenzado a trepar puesto que encontramos una instalacion, llevamos cuerda, arneses puestos y es tontería jugársela.




 Al Néouvielle subimos por una vía que va directa a la cima con pasos de II grado, es poco transitada, pero sí conocida por Lolo y Ale, como no...pero cuánto saben esta gente!!!
En la cima nos tiramos más de una hora. No hace aire, el día es limpio...todo es perfecto y hay que aprovecharlo.





Acartonados ya de estar sentados, retomamos la actividad bajando por la vía normal cual peregrinación a Santiago, puesto que el camino va petao de gente.
Y en estas, va y aparece el pajarito mecánico, y viene directo hacia nosotros. Resulta que un tío se ha roto la crisma pocos metros más abajo, está consciente, pero le vendan la cabeza entera. Así que asistimos en vivo y directo a un macabro espectáculo que pone los pelos de punta. Una cosa nos queda muy clara viendo esto: hay que llevar casco subiendo o bajando pedregales con un mínimo riesgo sí o sí.
Pues hay gente que ver este tipo de escenas no les dan nada qué pensar, al revés, muuuchos fueron los que se dedicaron a hacer carreras esquiando por el largo nevero de bajada, porque, por supuesto, casi nadie llevaba crampones (éramos de los pocos que si), ¿para qué?, si es chachipiruli bajar to despendolao por la nieve tío!!! Destacando entre todos los esquiadores aparece una Heidi con vestido de flores corto, jersey de lana atao a la cintura y boticas sin calcetín, que también esquía, pero con el culo a rastras, así que dudo mucho que tenga ganas de cama durante unos días la moza...
En fin...

Continúo y finalizo: Tranquilamente llegamos al coche, esta vez de día y a buena hora...nos bebemos una coca-cola que recupera nuestro castigado orgnismo, nos despedimos de Lolo y Ale (que se van a quedar más días por aquí) agradecidos por tan buena compañía y con la firme promesa de juntarnos de nuevo las próximas vacaciones, y recogemos los trastos porque como, no se si lo he dicho antes, somos unos mataos, de camino a casa vamos a desviarnos a Biadós, que cae cerquita, y mañana subiremos al Eriste Norte. Pero qué mataos!!!
Si queréis el track, aquí.

6 comentarios:

pirineosymas dijo...

que tal majos , pues nada yo haciendo la ronda nocturna por el internes.. este, ma gustau mucho el reportage como no...
nos vemos mañana
salud

Pirene dijo...

¡miate tu que bien!

El Neuvielle me lo subí hará cosa de unos 12 añicos, también en procesión pero con crampones y luego nos desviamos de la normal por una canal con pasitos de II muy maja (eran los tiempos en que estaba fuerte y era más joven)... aún conservo fotos pero no te sabría decir ubicación exacta ni ná.

El tema del casco me lo estoy empezando a plantear yo. Nunca lo he utilizado, ni pa escalar ni pa barrancos ni ná. De hecho es que no tengo casco y creo que va a ser mi próxima inversión pal monte.

Ale pues mozeta!

cristina dijo...

muy majas las fotos me ha encantao la del lago... menudas vacaciones!!

Santiago Solá dijo...

Eh!!! Que el que le tiene ganotas al Neouvielle ese soy yo!! Y me muero por el Ramoung, menos mal que no se llama Tuca ni Brecha, que sino iba a dar que pensar mi comentario!! Bueno, que nos veremos pronto en otra enfrascada, no?? Que sino es que me mueroooooo de sanota envidia. ¡Un abrazo y una carcajada con lo del pajarito mecánico y la Heidi esquiadora! ¡Hasta pronto!

carmar dijo...

Buena incursión hicisteis a una zona que concentra belleza y tresmiles en cantidad. Con el relato me habéis vuelto a transportar allí, y a sus cimas, las cuales ascendí hace ya más de cuatro lustros en pos de "los tresmiles del Pirineo" ¡Madre mía cómo pasa el tiempo! Es muy recomendable la arista del Pic Long - Maubic - Aguja Tourrat. El descenso por el lago de Tourrat deja imágenes imborrables. Salud y Montaña, Silvia.

silvia dijo...

Buff!! cuánta gente a la que responder y cuánto he tardado en hacerlo...estoy demasiado saturada como para responderos uno por uno. Se me amontonan las entradas de las vacaciones y ya no tengo ni imaginación para escribir, ya perdonaréis.
Realmente, la zona del Néouvielle es un paraíso, cada pico que subes te deja unas panorámicas de crestas y lagos de los que quitan el sentido. Siempre nos gusta volver y nunca nos defrauda.
Un abrazo a tod@s maj@s!!