tiempo Monzón

miércoles, 23 de abril de 2014

VÍA FERRATA ARTICALENA.

Fecha real: 17 de abril de 2014.
Como hace mucho que no nos acercamos a Selva de Oza, lugar que nos encandila, y tenemos que empezar estos días con bastante relajación por pupitas varias, decidimos irnos allí para realizar una corta ferrata a la que le tenemos echado el ojo hace tiempo, así  empezamos las vacaciones desacartonándonos poco a poco.
Para encontrarla, una vez llegados a la zona de edificios de Selva de Oza,  hay que seguir un par de kilómetros por la pista que va paralela al río Aragón Subordán hasta encontrar una gran explanada donde aparcaremos el coche.
Andamos por la pista y cuando cruzamos un puente, a mano izquierda está señalizada la ferrata y sale la senda que en unos diez minutos nos lleva a su inicio.

Peña Forca al fondo












Se trata de una vía de iniciación con un primer tramo bastante vertical muy equipado. Finalizado éste, existe un escape hacia la derecha; si continuamos hacia la izquierda, la vía va perdiendo verticalidad y equipación, sin resultar esto ningún problema, dado que la carencia de grapas se salva con grandes agujeros naturales que presenta la pared, por cierto, algunos realmente curiosos. 



Agujeros naturales









La parte final de la ferrata discurre ya prácticamente andando hasta llegar a la cima del Pico Articalena, donde el macizo de Peña Forca, la proa del Chipeta Alto, el potente Mallo Christian y el inconfundible Castillo d’Acher nos rodean altivos ofreciendo sus mejores galas, dado que todavía visten de blanco.

Chipeta Alto










Para regresar al coche seguimos unos hitos que nos llevan hasta una senda que, por pradera, nos bajan por la falda de la montaña hasta la pista que nos conducirá al coche.

Recomendación personal: Para complementar con algo más en la zona porque se queda corta; con muuuuucha tranquilidad en dos horas lo hicimos todo.

3 comentarios:

Eduardo dijo...

Como bien dices como actividad complementaria está bien, la tengo pendiente, pero es que hace muchísimo que no me acerco a Selva de Oza, y eso que tengo pendientes el Castillo de Acher, haber si está primavera me acerco, un saludo

cristina dijo...

venga fotos aqui que ya tenemos ganas de ver todo lo que habeis hecho estos dias!!

silvia dijo...

Hola Eduardo, te encantará el Castillo d'Acher, es una de esas montañas míticas y bonitas que no sueles olvidar. Si vas a Oza que sea por esa montaña y no sólo por la ferratilla esta que cuento.
Hay que dosificar Cris, ya irá saliendo todo poco a poco, que si no os vamos a cansar. Por cierto, que nosotros también queremos ver las vuestras, eh? ese campo de Miguel y esos viajes lejanos no pueden faltar aquí!!
Un abrazo a los dos.