tiempo Monzón

martes, 17 de marzo de 2015

SAN MARTIN DE LA VAL D'ONSERA

Domingo, 15 de marzo de 2015.


Redacto la crónica de este conocido lugar porque, pese a haber estado en él en múltiples ocasiones tanto realizando el famoso senderismo, como el no tan frecuentado barranco, no había transcrito nunca en el blog la andada en cuestión, así que hoy me lanzo a ello, además, con el aliciente de poner como protagonista a una compañera de ruta irremplazable: mi valiente madre, que hoy ha demostrado estar como un toro y tener los ovarios bien puestos, o eso...o que su hija tiene muy poco talento llevándola a estos lares...no se yo!!



Comienzo pues: Nos transladamos hasta el recóndito pueblecito de San Julián de Banzo; lo pasamos y, en una marcada curva a la izquierda, sale una pista a la derecha marcada como San Martín de la Val d'Onsera. Al final de ella hay un aparcamiento habilitado donde dejamos el coche.
Emprendemos ya a pie el camino que nos baja al barranco de San Martín y seguimos su incómodo cauce seco de piedras de conglomerado hasta que una señal nos desvía de él hacia la derecha. A partir de aquí la senda no cesará de subir hasta llegar al Collado de San Salvador. Poco antes de llegar a dicho collado, en la llamada Puerta del Cierzo, existen dos vías de acceso al mismo: por el Paso de ra Biñeta (más corta, más empinada y llena de resaltes en los que mi mami podría perder todas sus fuerzas) o por la Senda de los Burros (más larga y en paulatina subida, mucho más llevadero para ella, así que por aquí vamos).



Collado de San Salvador
Puerta del Cierzo

Bajada ensirgada hacia el barranco de San Martín
En el collado disfrutamos de las vistas que conforman los enormes paredones del barranco de San Martín y del vuelo de los buitres que siempre merodean por aquí y, sin perder mucho tiempo nos aventuramos con la fuerte bajada hacia el barranco para llegar a la ermita, eso sí, sin tener demasiado claro si mi acompañanta podrá bajarla...o sea, teniendo muy presente que quizá la ruta sea sólo hasta el collado, puesto que conozco de sobras la delicada bajada que se nos espera... Anda!!!!! pues fíjate tú que mi afortunada madre va a pasar el tramo como si nada porque lo han cosido a sirgas a modo de barandilla casi hasta el barranco. 
Ante esta visión se apodera de mi una doble sensación: Me escandalizo de ver semejante aberracíón de hierros en un lugar tan hermoso, y a la par me alegro porque mi madre puede llegar a la ermita gracias a ellos. 

Cuando llegamos al cauce, sólo nos resta subir un poco para encontrar la escondida ermita troglodita de origen visigótico junto a una cascada de más de treinta metros. El paraje es realmente espectacular y mucho más si no has estado aquí nunca.



Ermita de San Martín de la Val d'Onsera





Comemos en el interior de la ermita al ladito mismo del santo, puesto que fuera hace un frío del copón porque está nevando y la pulverizada agua de la cascada remoja demasiado el ambiente, y, tras bandiar la campana y hacer unas cuantas fotos, nos ponemos en marcha que ahora toca subir un buen repechón.
Mientras subo pienso y tengo casi la certeza que si la bajada está así de habilitada, el paso de ra Biñeta también lo estará...pregunto a unos andarines para asegurarme y así me lo constatan; también está cosido a sirgas y hasta con escalones tallados desde hace muchos años. Pues si que llevo yo años sin pisar este sitio, que cuando yo venía no había de nada...El caso, que de vuelta me aventuro a meter a mi pobre madre por ahí y como una campeona y sin miedo alguno lo pasa piano piano como si ná. Si es que...vale un valer la tía!!!
Y sin más, volvemos a aparecer en la puerta del Cierzo y continuamos por el mismo camino por el que hemos venido hasta llegar al coche. 

Tramo en el Paso dera Biñeta














No tengo track que no me he cogido el jipi, pero esta ruta no tiene pérdida, es más fácil perderse con el coche para llegar o salir de ella que andando, y lo digo con conociento de causa...puesto que a la vuelta me colé en uno de los cruces y me dí un vueltazo recorriéndome la presa de Montearagón y varios de los pueblos de la Hoya. En fín...sin comentarios!!!

9 comentarios:

Faustino Calderón dijo...

Tres oles bien grandes por tu madre.
Una madre es una madre Silvia.
Ella feliz de acompañar a su hija y demostrarla que puede y tu feliz de ir acompañada de tu madre y por ver que ha superado con nota alta la prueba.
Precioso paraje por lo que se ve en las fotografías.
Saludos.

Eduardo dijo...

Lugar mágico sin duda, a pesar del equipamiento que han puesto de bajada al barranco de San Martín. Debe de hacer mucho tiempo que no ibas porque el paso de la Viñeta, si que lleva bastantes años equipado, el del barranco yo calculo que unos tres años.

Haber si está primavera me acerco, y vuelvo por la zona, pero a la grande, haciendo la circular del Pico, Lenases y Matapaños, y bajando por la Viñeta. Un saludo

cristina dijo...

Ole tu madre!! con esa genética el siguiente no se como saldrá....

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Como comprenderás me identifico absolutamente con tu madre. Los agüelos somos como somos, y hacemos algunas cosas porque no sabemos que no se pueden hacer. Viva ella. En cuanto a los equipamientos soy el primer critico (camino natural de la hoya etc), pero en este caso, si han permitido a tu madre llegar, ME ALEGRO. Dale un besiko de nuestra parte (o sease sus colegas)

Anónimo dijo...

una bonita escursion,para dos grandes montañeras, un abrazo Maru,
javier .

Pirene dijo...

¡La madre que te parió! que fierica la señora oiga! Ahora entiendo todo, que de raza le viene a "la galga".

Ala pues "galga" un besazo!

carmar dijo...

Después no vale quejarse si el guiso que prepare tu madre para la comida tiene un regusto raro, a lo mejor es que, mientras lo hacía, se acordaba de la adrenalina que su "querida" hija le había hecho paladear mientras andaba sirga abajo. Suerte que no encontró ningún pelo de alambre de acero en contra, que si no ......;);) Salud y Montaña, y bien por las buenas compañías.

carmar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
silvia dijo...

Estoy realmente agradecida ante los múltiples comentarios ensalzando la figura de mi aventurera madre.
Muchísimas gracias a tod@s por ellos, seguro que ella lo está incluso más que yo.
Un abrazo a tod@s!!