tiempo Monzón

martes, 19 de noviembre de 2013

ALQUÉZAR-ASQUE Y PASARELAS

Fecha real: 16 de noviembre de 2013.
Se nos presenta un fin de semana de maruja y de bricopatxi con el tiempo que han dado.
Como somos unos negaos, ayer nos dejamos todo preparadito para subir a la sierra de Graus a dar un voltio rápido de unos 20 kms. David también nos había propuesto una apetecible ruta por el Pico Santa Marina, en Ascaso, pero con el tiempo que dan no nos queremos desplazar lejos; consuelo es que haya otros piraos que, con las incesantes lluvias y la bajada de temperaturas que se avecinan, se lancen también importándoles un pimiento todo.
Pues nada, que nos levantamos por la mañanita y está gris y fea como nunca, peeero...no llueve. Cargamos todo al coche y...comienza a llover pero bien. Cagüentó!! pues no vamos a salir de Monzón así...Descargamos las mochilas y realizamos otra ruta, la de ir a la ferretería a comprar estanterías para que JC empiece su jornada bricopatxi , peeero, cuando llegamos a casa ha dejado de llover, por supuesto no ha despejado un pelo, pero qué más da!, volvemos a cargar los bartulos y nos vamos a despejar aunque sólo sea un rato.
Elegimos Alquézar, que está cerquita. Lo típico, las famosas pasarelas y la circular pasando por Asque. Resulta que esto lo hemos hecho un montón de veces y no lo tenemos en el blog, por eso estoy aquí escribiendo, ¿cómo no podíamos tener una ruta tan maja metida en este rincón?
Informo pues:
En el pueblo buscamos la porticada Plaza Mayor y subimos por la calle San Lucas hasta que encontramos a la derecha una indicación hacia las pasarelas del Vero. La senda baja, a tramos, mediante pasarelas de madera por el barranco de la Fuente. Pasamos por la Fuente de Monchirigüel arropados a ambos lados por los muros de la imponente Colegiata de Santa María y los de la Peña Castibián y, casi sin enterarnos, nos plantamos en el cauce del río Vero. Desde aquí merece la pena acercarse a la Cueva de Picamartillo, indicada hacia la izquierda.

Colegiata de Santa María

Cueva de Picamartillo


 Si vamos hacia la derecha continuamos el curso del río por las famosas pasarelas. Pasamos la presa y seguimos con nuevos tramos de pasarelas hasta la antigua central hidroeléctrica. Poco a poco la senda va subiendo entre olivares hasta Alquézar. Antes de llegar al pueblo llegamos a un cruce que nos indica a la izquierda la ruta hacia Asque, como el tiempo aguanta (de un gris negruzco, pero sin llover), decidimos hacernos esta circular tan agradecida.
Bajamos de nuevo al Vero para atravesarlo por el puente de Fuentebaños, cuyo nombre se debe a una fuente de aguas de temperatura constante que existe pocos metros más abajo. De nuevo volveremos a subir, ya constantemente para llegar, primero por senda y luego por pista, al pequeño Asque, donde nos recibe la sobria iglesia dedicada a Santa Coloma, en la que destaca el gran óculo que da luz al interior y la torre de mamposteria con las esquinas reforzadas en sillar.





Iglesia de Santa Coloma, Asque

 Salimos del pueblo a mano izquierda de nuevo por pista hasta que llegamos a la indicación del Abrigo de Regacens. Mira que hemos pasado veces por aquí y no nos hemos acercado a verlo, pues hoy va a ser el día, como vamos sin prisa y ya hemos tenido que sacar el paraguas dos veces, qué más da tres o cuatro...
La senda baja hacia el barranco del Castillo entre conglomerados que confluyen con las calizas del Vero hasta llegar al abrigo, que se encuentra a la izquierda del río. Regacens es un covacho grande y con pinturas de estilo levantino (8000-3000 a.C) y esquemático (5000-1500 a.C).
Hay trazas de senda que seguramente nos llevarían al río o bien a la pista por la que íbamos antes para no tener que subir todo lo que hemos bajado, pero, sinceramente, hoy no es día de buscar tesoros...vamos a dejar la investigación para otro día que haga más bueno que ya hace ratos que vamos con el paraguas.

Panorámica de la bajada al abrigo de Regacens, en la grieta se deja ver Alquézar


Volviendo pues sobre nuestros pasos, llegamos a la pista que nos desciende hasta el barranco Lumus donde unos metros más adelante tomaremos una senda a la derecha del mismo que nos llevará al bonito puente de Villacantal, de gran importancia en su día por formar parte del camino que unía el Sobrarbe con Barbastro.
Sólo nos queda ir subiendo mediante lazadas hacia el Collado de San Lucas para ir a parar de nuevo a Alquézar disfrutando en esta subida de uno de los entornos más bellos del Somontano.

Puente de Villacantal


Para calentar nuestros húmedos cuerpos (por la lluvia...que os veo venir) nos acercamos a ver a mi amiga Maite, que nos abre las puertas de su casa y nos invita a riquísimos experimentos de dulces que en un futuro disfrutaremos en su Panadería-Cafetería Obrador, de próxima apertura muy cerca de la Plaza Mayor. Qué maja es esta moza y qué bien le va a funcionar con lo que ella vale!!
Alquézar nos entretiene y Barbastro nos absorbe, primero con la comida calentita-buena de la mama y después con los tragos-cena-mástragos y risas de l@s amig@s de siempre. Y a dormir a la camita-buena de la mama que con este torzón no podemos irnos a Monzón.
Un gran día...pa ser que no daba un duro!!!

6 comentarios:

cristina dijo...

vaya sabadete aprovechao!! otros toda la tarde viendo llover y poniendose al dia con las series de la tv... Y encima comideta en casa mama si es que ya no se puede pedir nada mas!

J. M. N. dijo...

No te quepa duda que estos días son los mejores...
Yo de esta ruta, como del Salvaguardia, no conozco nada. Vamos a tener que empezar a bajar más al somontano que siempre vamos a donde va tol mundo y hay cosas bien majas que no conocemos.
Hala, salud.

Eduardo dijo...

He realizado un par de veces la ruta de las pasarelas, y las dos veces me he quedado con ganas de ir hasta Asque. Por cierto las pinturas se ven bien, o hay que echarle imaginación, cuando la haga intentaré seguir la traza de senda, haber donde me lleva, saludos

silvia dijo...

Ya perdonáreis la tardanza en la respuesta pero hemos estado una semana sin este cacharro y no hemos podido darla antes.
Cris, también hay que aprovechar a hacer esas cosas que hiciste cuando el día es propicio para ello, no te pene tanto que pasamos mucho frío de ese que no te gusta a ti nada.
J.M, pues ya puedes contar que esta ruta es de las que hace todo el mundo. Algún día que bajes te preparamos una jornada chachipiruli por Alquézar.
Eduardo, bienvenido a este rincón. Si vuelves te recomiendo acercarte a Asque, el comienzo y el final de la circular merecen mucho la pena y respecto a las pinturas, sí que se ven, las hay que se ven peor todavía como las de Mallata, y las hay que se ven mejor, como las de Chimiachas (super recomendable este último abrigo)
Un abrazo a tod@s y gracias por pasar.

Eduardo dijo...

Hola Silvia, la ruta del Abrigo de Chimiachas la hice hace unos años, tengo pendiente la que va de Alquezar al paso de Len ¿sabes tu si se puede seguir hasta Lecina?, saludos

silvia dijo...

Hola otra vez Eduardo.
También super recomendable la de Paso Len. Yo he hecho este paso hasta llegar al barranco de Chimiachas y descenderlo, otro día volví para intentar hacer lo que tu planteas, pero llegados al Vero tuvimos que darnos la vuelta porque bajaba con bastante agua. Si quieres llegar hasta Lecina asegúrate de que el Vero va muy tranquilo, puesto que en los mapas si que marca paso por el cauce hasta llegar al inicio del "Camino de las Escaleretas" (chulísimo), por el que sí llegarías a Lecina.
En una ocasión le contaron a J.C que se pasaron de la carretera de Lecina por el Covacho La Mallata, bajaron al Vero y luego cogieron el Paso Len para ir Alquézar, eso sí, la primera parte la hicieron jabalineando.
Espero que te sirva de ayuda.
Saludos.