tiempo Monzón

viernes, 30 de mayo de 2014

BARRANCO DE LAPENILLA

Domingo, 25 de mayo de 2014.

Ante la anulación por mal tiempo del senderismo que tenía previsto realizar con la gente Termo por Aigüestortes, decido, con muy poca o ninguna vergüenza, entrometerme en el curso de barrancos que JC imparte este fin de semana en el Club Montisonense de Montaña; así que, con la mala excusa de ser la reportera oficial de la sección de barrancos del club, consigo descender este barranco con la alegría añadida de estar rodeada de nueve apuestos varones enfundados en ajustados neoprenos que encima me van a llevar en palmetas...
Pese a la mala meteorológia que se auguraba, el día amanece con sol y alguna nube y así continuará casi toda la jornada.
Previo café y agrupamiento de todos los miembros del equipo en Graus; pasados dos kilómetros de esta población, sale una carretera a la izquierda dirección Panillo, la tomamos y en el siguiente cruce nos vamos a la izquierda, desechando las carreteras que van hacia Pano y Troncedo, llegando en pocos kilómetros al despoblado Lapenilla. Puesto que vamos tres coches, decidimos hacer combinación de vehículos para que sea más cómodo el retorno y para ganar tiempo, no vaya a ser que al final nos llueva como está pronosticado...así pues, bajamos un par de coches continuando por la carretera de Lapenilla tres kilómetros hacia abajo hasta llegar al final del barranco, en la Aldea de Puy de Cinca.
Una vez vestidos nos organizamos y hacemos dos grupos, los principiantes entran primero y los iniciados más tarde, aunque, llegados a los últimos y más largos rápeles del barranco, ambos grupos nos juntaremos para finalizar el barranco en banda.


Enseñando a picar















El descenso consta de 14 rápeles, el más largo de 35 metros, algunos de ellos realmente espléndidos en la parte final, además está muy bien equipado, esto lo convierte en una buena opción para poner en práctica las distintas maniobras aprendidas en el curso. Se trata de un barranco apartado de las zonas, digamos, más conocidas, pero que merece la pena visitar por estar muy bien escavado de inicio a fin con marmitas de bellas formaciones. Eso sí, es esencial elegir bien la época para disfrutar de él; nosotros pensábamos que llevaría más agua gracias a las últimas lluvias pero, por lo visto, no fueron suficientes, puesto que el hilo de agua que corría no llegó hasta las grandes verticales, que hicimos secas. Bueno...miento!!! en el último rápel de 20 metros el cielo se oscurece, empieza a rugir to encabronao y nos cae la mundial acompañada de granizo y todo, así que digamos que el último rápel lo hacemos con agua abundante...

Rápel de 35 m.


A la izquierda sale la senda que tomamos para ir en busca de los coches. Cuando llegamos a un cruce de pistas tomamos la de la izquierda que nos dejará más cerca de los coches, pero la de la derecha también va a parar a la Aldea de Puy de Cinca. Este recorrido se convierte en un auténtico río mientras lo transitamos y cualquier pared se convierte en un inesperado barranco que mana agua incrementando así el caudal del río que llevamos a nuestros pies.

video

Cambiarse en los coches sin mojarse con este temporal es un imposible y, cuando por fin terminamos deja de llover, suele pasar...
Hoy casi apetece más café con leche calentito que cerveza fresca...y así es, y de nuevo en Graus.

martes, 27 de mayo de 2014

RUTA DE LAS ERMITAS

24 de mayo de 2014.

Como hoy estoy de soltera de oro, voy a ejercer de hija modelo y pasearé a mi madre por una zona que le toca en lo más profundo de su ser, así que irá encantada.
La llamada "ruta de las ermitas" discurre por cinco pueblos del Somontano de Barbastro y por seis ermitas que, independientemente de su calidad artística o valor histórico, son un auténtico epicentro espiritual y en torno a ellas giran muchas de las fiestas de estos pueblos, además se disfruta del paisaje típico de esta comarca: zonas de viñedos, extensos campos de trigo y almendros, y oliveras centenarias.
Antes de las 8 ya estamos andando en Castillazuelo, pueblo donde empieza nuestra ruta de hoy; hay que madrugar que dan aguas para la tarde...A pocos metros ya nos encontramos con la ermita de San Fabián y San Sebastián, muy vinculada al sentir de las gente del pueblo por estar al lado del cementerio. Antiguamente la fiesta mayor de Castillazuelo era en San Antón ,17 de enero, y como San Fabián era el 20 de enero, ambas santidades se festejaban comiendo en hermandad los miembros de las dos cofradías: la de San Antón, o "de los ricos" y la de San Fabián o "de los pobres".

Ermita de San Fabián y San Sebastián, Castillazuelo




Siempre cómodamente por pista, llegamos hasta la ermita de San Macario muy cerca de Pozán de Vero. En el templo destaca su portada, con dovelas grabadas con motivos geométricos y vegetales. Se festejaba en ella el "Día del garbanzo"(2 de enero) comiendo cocido de garbanzos, chiretas, cordero, chanfaina y melocotón en almíbar.

Ermita de San Macario, Pozán de Vero


Viñedos con telón de fondo la Sierra de Guara

Llegando ya al término de Salas Bajas encontramos la ermita del Plano, la conforman un conjunto de edificaciones de distintas épocas, pero lo que más llama la atención son los restos de una de la galería de un antiguo claustro y el conocimiento de que aquí existió una villa romana, dado que se han encontrado restos de terra sigilata datados de dos mil años atrás.

Ermita del Plano, Salas Bajas















Pese a ver Salas Altas desde hace rato, nos cuesta un buen rato llegar a él. Cuando por fin llegamos, mi amiga Cris nos espera con café y croissants en su casa; esta visto que lo quememos hoy va a servir de poco...así que charrada intensa de casi una hora porque hace dos años o más que no nos vemos y retomamos la ruta, esta vez en fuerte subida para llegar a la ermita de la Candelera, sita en lo alto del pueblo. Leyendo algo sobre ella, descubro que este lugar aparece documentado como un enclave fortificado ya en  época medieval, y que seguramente jugó un papel importante en la reconquista cristiana de Barbastro por Pedro I en 1101.

Ermita de la Candelera, Salas Altas
Mirador en la ermita hacia Salas Altas con las baldosas del
Somontano y, en la montañeta del fondo, el Pueyo de Barbastro.


















Para mi compañera de ruta el tramo que nos falta es el más interesante y el que más emociones le confiere; sus raíces de "afumaus" trabajaron las tierras por las que vamos a ir pasando. Alucino en colores porque hace muuuuchos años que no ha pasado por aquí y aún localiza, incluso con nombre, los campos de los vecinos de Buera, su pueblo natal.
Realizada la visita familiar de rigor en Buera, nos encaramos hacia la última de las ermitas que visitaremos hoy, la ermita de Nuestra Señora de Dulcis, y no es porque sea la que más me toca el corazoncito...pero es la más bonita. Antes de llegar al santuario, pasamos también por la pequeñísima ermita de San Juan Bautista, patrono del pueblo. Siguiendo la carretera llegamos a la ermita donde los lugareños se casan orgullosos (entre ellos mi madre), donde untan la lengua a los recién nacidos en la lámpara de aceite de la Virgen para que de adultos sean locuaces (a mí también me tocó, y a JC, descendiente de Huerta de Vero, también), donde tantas divertidas romerías hemos celebrado el primer sábado de mayo, en fín...tantos y tantos buenos recuerdos en torno a este lugar, que ambas nos ponemos ñoñas total.



El extenso campo de San Miguel...
...y, en frente, la centenaria carrasca de
Gramisel, donde tanto hemos jugado de críos



Ermita de San Juan Bautista, Buera
Queda patente que la fabla va
ganando adeptos, esto me encontré
en Buera...

El bosque de los olivos, entorno del Santuario de Dulcis

El austero exterior del edificio no permite esperar su riqueza decorativa interior, con trabajadas yeserías barrocas de tradición mudéjar, todo un lujo que enmascara la pobreza de los materiales utilizados en la construcción.
Respecto a la advocación, os puedo contar que la Virgen se apareció en este lugar sobre un panal de dulce miel, de ahí su nombre, y tantos eran los milagros que obraba esta virgen que todos los años acudían en septiembre multitud de fieles y peregrinos que, a su paso por las viñedos del camino, se iban comiendo todas las uvas, así que los vecinos de Buera hubieron de pedir al obispo que dicha fecha se cambiase para mayo, dado que la vid era el único sustento de las gentes de la zona, por eso actualmente la romería se hace en mayo y a ella acuden todos los vecinos (y muchos más...) del curso medio del río Vero: Buera, Alquézar, Colungo, Asque, Huerta de Vero, San Pelegrín y Radiquero.

Santuario de Nuestra Señora de Dulcis




Sentadas en los restos de la dependencia que en su día estuvo adosada a la ermita
y de la que hoy sólo quedan el pozo y algunas bonitas arcadas.

Tras casi 19 suaves kilómetros andados, terminamos en el merendero del entorno de Dulcis comiendo, y la Virgen, en honor a uno de los muchos milagros que concedía, nos premia con la lluvia hasta que nos viene a recoger mi padre que nos llevará a Castillazuelo a recoger mi coche. 
Y como me he enrollado como una persiana, sin más dilación, aquí os dejo el track, que tiene dos alcorces de la ruta original, uno en Salas Altas, y otro antes de llegar a Salas Bajas y una pequeña vuelta en Buera por mi visita familiar. 

jueves, 22 de mayo de 2014

PICOS SESTRALES (2016-2075 m)

Fecha de la excursión: 18 de mayo de 2014.
Integrantes: el Grupo B.
Después de largas deliberaciones el viernes mientras nos comíamos el bocata de rigor decidimos acercarnos a Sestrales. 
Madrugón y coche hasta el aparcamiento de Plana Canal con una pista muy larga… La subida por allí es mucho más cómoda que por el otro lado y charrando charrando nos encontramos en el pico casi sin darnos cuenta. Seguimos hasta el otro Sestrales por un paisaje lunar rodeados de piedras y una vista impresionante (eso que estaba un poco nublado). Foto de grupo en la cima que nos hizo un excursionista que iba de travesia con su perro y para abajo que hacia frio y parecia que iba a llover…













Llegamos a los coches y claro nos parecía poco la caminata, con que seguimos la senda hasta un refugiete derruido donde había una especie de terraceta para asomarnos al Cañón de Añisclo.

De vuelta la parada reglamentaria en Escalona donde nos encontramos con el Grupo C que venían del Chorro Fornos (si es que...no hay comunicación)

martes, 20 de mayo de 2014

PICO SALCORZ (2677 m)

18 de mayo de 2014.
Ascensión programada por el Club Montisonense de Montaña y a la que me apunto de cabeza porque este finde estoy soltera para montañear. A Ale le pasa lo mismo, así que no dudo un segundo en unirme a la salida para agrandar el grupo, que hoy lo formamos cuatro: Toño, Irene y las ya nombradas.
Quedamos a las 6:00 en Monzón (Ay qué dolor!!) y nos desplazamos casi hasta Francia. Pasado Parzán, casi a la entrada del túnel de Bielsa, y pasados dos antialudes de hormigón que hay en la carretera, dejamos el coche en un pequeño aparcamiento que hay a la izquierda.
Justo a la derecha sale el PR-HU-181 (sube hasta el Puerto de Salcorz) que tomamos en fuerte ascenso y que no abandonamos hasta que la nieve hace acto de presencia; es entonces cuando hacemos la ruta por donde nos parece mejor y, buscándole un poco de verticalidad al asunto, arremetemos por una empinada pala para ir a parar más directos a la cima.





Donde se supone que tenemos que tener unas vistas magníficas encontramos un montón de nubes por doquier que atisban algún que otro pico de vez en cuando para congratrularnos la vista mientras comemos algo, que traemos un hambre que de devoramos... 


Poco tiempo perdemos en la cumbre porque al final el frío se nos apodera y sólo tenemos ganas de bajar. Esta vez vamos por la ruta normal, tomando el cordal cimero hasta el Puerto de Salcorz y de allí bajamos a cuchillo de nuevo al pequeño ibón de Salcorz. Desde aquí tomamos nuestras antiguas huellas y bajamos rápidamente hasta el coche, dándonos entonces cuenta de lo fuerte que subía la senda dado que estábamos bajando en picado.



Ibón y pico de Salcorz


Y la caña en Parzán, rodeados de gabachos que petaban el bar y con un pestazo a fritanga...pero con buena compañía todo es bueno.
Dejo aquí el track, pero tened en cuenta que es una salida invernal y con nieve se sube a libre albedrío.