tiempo Monzón

sábado, 14 de mayo de 2016

NUEVAS PASARELAS DE ALQUÉZAR

Sábado, 14 de mayo de 2016.

Hoy es un día romero para gente como nosotros, con raíces del Somontano, pues en la ermita de Santa María de Dulcis se celebra una longeva romería el segundo sábado de mayo donde se juntan vecinos y conocidos de Buera, Huerta, Alquézar, Radiquero, Colungo y Asque. A ella no podemos faltar, pero como a llenar la tripa se va tarde, aprovechamos la mañana para estrenar el nuevo tramo de pasarelas del Vero que han hecho en Alquézar y que se unen a las que ya había.
La dirección recomendada para realizar esta ruta y no toparte a una marabunta de gente en ella es siguiendo el curso del Vero, pero como hoy hace mucho calor y no tenemos ganas de llegar a un comilón oliendo a sobaquina, optamos por hacerla al contrario para terminar subiendo por un barranco más sombrío cuando apure más Lorenzo.
Salimos de la plaza del frontón y pasamos por delante de la iglesia hasta un parking, donde parte la senda que baja al puente de Fuentebaños, que es donde finaliza el nuevo tramo de pasarelas y donde las comenzamos nosotros hoy.
Lo primero que encontramos es una gran plataforma aérea par observar el río desde las alturas y con un gran vacío a nuestros pies. Le sigue un puente movedizo para salvar una barranquera y, tras andar unos tramos por senda estrecha de tierra y piedras, llegamos a la larga pasarela de hierro para salvar un gran murallón. En este tramo destacan rincones muy bonitos y formaciones en las paredes muy curiosas, pero lo cierto es que la cosida de hierro que le han metido a la pared es muy considerable y afea muchísimo el paisaje del Vero. La pregunta es, ¿merece la pena? ...
Eso sí, son algo más anchas que las antiguas, siendo más cómodas para el paso con mochilas de bebé, que se ven muchas.








Pasado el estrecho una senda nos llevará a la antigua central hidroeléctrica donde continuaremos la ruta por la ruta ya conocida de antiguas pasarelas con subida por el barranco de la Fuente hasta llegar al núcleo urbano.




Cueva de Picamartillo


4 comentarios:

cristina dijo...

Pues tiene buena pinta para empezar a ponerse en forma...

Eduardo dijo...

Hola Silvia.

Una ruta ideal para hacer en familia, sin la ampliación era muy bonita, seguro que ahora es igual o mejor, eso si, esa plataforma verde, la podían haber integrado mejor al entorno, canta demasiado!!!

Un saludo.

carmar dijo...

Estoy algo incierto en cuanto a mi opinión sobre este tipo de trazados, urbanizando tanto la naturaleza. A favor si me lo planteo como una forma de propiciar a la gente normal entrar en contacto con ella, concentrándolos en un espacio limitado y determinado fácil de controlar y de mantener limpio tras el paso de los grandes grupos.
En conclusión, creo estar a favor de pagar el peaje que para otros nos supone tener que ir sorteándolos, que también es agradable ver cómo familias o grupos, que de otra manera no lo podrían hacer, van tomando contacto con el entorno. Seguro que algo bueno sale de ello.
Pero vamos, ¡que es una opinión!
Salud y Montaña, Silvia y compañía.

silvia dijo...

Pues por ahí podrías empezar por ejemplo, Cris. Y para recuperar fuerzas terminas comiendo en L'Artica y día redondo.
Hola Eduardo, pues si canta la plataforma que al ser verde pasa un poco desapercibida, imáginate lo que canta toda la pasarela metálica brillante y deslumbrantemente nueva en medio de toda la roca...pero sí, una ruta muy bonita.
Pues eso, Carmar, que más o menos pensamos igual. Estas pasarelas que son más anchas podrás hacerlas más cómodamente corriendo que las antiguas!;)