tiempo Monzón

miércoles, 2 de noviembre de 2016

SENDA DEL GANCHO Y CALZADA ROMANA EN VALLE DE HECHO

No sé cuánto nos durará la vuelta a este blog, pero de momento, por aquí estamos de nuevo dando mal por si a alguien le interesa.
Ya se sabe que el verano es complicado (y este pasado aún más), si a eso unimos un septiembre de fiestas y bodas y un octubre de vacaciones y bautizos, el resultado es la dejadez absoluta de este espacio al que tantos ratos le hemos echado. A ver si a partir de ya, con esto del cambio de hora que nos obliga a estar más en casa, lo vamos actualizando aunque sólo sea para enseñar cuatro fotos de los sitios tan majos que hemos pisado, porque, lo cierto es que parar, hemos parado de escribir, pero no de salir al monte.
Venga pues, al lío:

Domingo, 30 de noviembre de 2016.

Hace mucho que llevábamos en mente esta ruta, pero la pereza de la lejanía del valle de Hecho nos hacía posponerla una y otra vez. Para arrancarse a hacer algo, nada mejor que la buena compañía, y ésta la encontramos en el Club Montisonense, que tiene prevista esta ruta para el domingo, así que ellos  nos animan a pegarnos el madrugón e ir a este precioso valle que en otoñal estará de diez.
Aparcamos el coche en el desvío al refugio de Gabardito y, tras cruzar el río, tomamos a la izquierda una pista que luego será la senda conocida como del Gancho, antiguamente utilizada por contrabandistas. Sin dejarla y por un bosque que es una maravilla cromática en el día de hoy, llegamos hasta Selva de Oza, que hoy parece Puerto Venecia...
El siguiente objetivo es recorrer la Calzada Romana, para ello retrocedemos  unos pocos kilómetros de lo ya caminado hasta el primer puente que encontramos para cruzar el río (Puente de Ysil).
Una vez cruzado seguimos carretera abajo durante un kilómetro hasta encontrar a la derecha la senda indicada como Calzada Romana. Por ella disfrutaremos de paisaje, historia y arte, puesto que era la vía de paso de viajeros de Francia a España desde el Puerto de Palo y porque el arte civil lo encontramos en el torreón defensivo de Ysil, del siglo XVI  y en precario estado de conservación.
Cuando termina esta senda llegamos a la carretera donde finaliza nuestra andanza porque cruzándola llegamos a nuestros coches. La jornada se ha pasado en un volao, y eso que hemos estado siete horas en danza...16 kilómetros cargados de bonitos paisajes y en mejor compañia.
Si queréis el track, aquí












7 comentarios:

Elena dijo...

Me muero de envidia😓

cristina dijo...

Como están el otoño e Isuel!!

carmar dijo...

Difícilmente perdonable hubiese sido que hubierais desaprovechado la ocasión de una otoñal por el hayedo ¡Tales oportunidades sólo se presentan una vez al año!
El mocé dentro de poco en lugar de porteador necesitará de alguien que le vaya frenando :-)
Salud y Montaña.

silvia dijo...

Elena, eso se soluciona viniendo, mujer! A ver cuando te veo el pelo en el monte y no sólo en inglés ;)
Cris, os hubiera encantado! Suerte que el cambio era bueno! A ver si nos vemos este finde, que Isuel echa de menos a Tururú.
Carmar! Cuánto tiempo, Eh? Efectivamente, es imperdonable en otoño no hacer una otoñal, o más, si cabe. Y el mocé ya nos hace correr maratones detrás de él, no se si lo podremos frenar...
Gracias chic@s!

Eduardo dijo...

Hola Silvia.

Normal, que pareciera Puerto Venecia, la Selva de Oza, es un paraje excepcional, y en otoño único, del que todo el mundo que ama la montaña, le gusta disfrutar.

Muy bonitas las fotografías, a ver si este fin de semana, que viene frío y nieve, nos deja algo de otoño, para seguir disfrutando en fechas venideras, aunque lo veo complicado ...

Un saludo, y ánimo con el blog, eso nos pasa a muchos.

silvia dijo...

Buenas Eduardo!
Yo tampoco veo muy claro lo de este finde, y menos con un crío en danza...me veo de sofing o actualizando el blog (verdaderamente debería ser lo segundo).
Yo también te animo a ti a seguir con tu blog, que con lo activo que eres das muchas ideas. Sin ir más lejos, este puente del Pilar conocimos de tu mano el magnífico congosto del río Mesa en Jaraba, con tan mala suerte que nos llovió y quedó pendiente, pero ya caerá ya, porque nos encantó. Así pues, gracias y un saludo.

Pirene dijo...

¡toma! seréis peazo gozadores! bien elegida la ruta y el día... yo también aproveché ese día y me puse tibia de colorines (y de turistas) en Ordesa... ya veréis fotos ya ;)