tiempo Monzón

lunes, 27 de enero de 2014

CIRCULAR ALQUÉZAR-ABRIGOS DE ARPÁN Y TRUCHO

Fecha real: 26 de enero de 2013.
Pensábamos que iba a ser una salida multitudinaria, pero los factores gripe, trabajo y alguno personal, hacen que seámos sólo cuatro los que vayamos a andar: Miguel, Carmen, Pili y J.C.
Queremos quedarnos cerca porque no tenemos ganas de alejarnos mucho, así que vamos al versátil Alquézar a marcarnos una nueva circular.
Como siempre, con El Termo hay que coger fuerzas con un buen almuerzo. Esta vez nos hemos pasado ya de sibaritas y el café nos lo sirve Pili en cristalería de la fina acompañado del delicioso bizcocho que tan amorosamente siempre prepara. Por cierto, menos mal de éste, porque el famoso bizcocho carpiano esta vez careció de mano femenina en su ejecución y el resultado es un  chuchurrío, esto hace que se quede intacto y aún estemos comiéndolo esta semana por casa.
Vamos en busca de la ermita de San Antón, donde parte la pista que baja a cruzar el Vero por el puente de Fuentebaños para llevarnos, ya por senda y de nuevo por pista, a Asque. A la salida del pueblo encontramos un cruce de caminos, a la izquierda Alquézar, a la derecha la carretera, pero nosotros seguimos rectos por una pista en ascenso. Al poco abandonamos la pista para coger una senda a la derecha sin indicación que va paralela a la carretera y, poco antes de llegar al parking del Covacho de Arpán, ésta se termina y tenemos que andar unos 500 metros por carretera.


Puente de Fuentebaños
Alquézar


Asque
Barranco Sarratanas


 Ya con indicaciones, bajamos al Covacho de Arpán y, una vez visitado, retrocedemos unos metros  para volver a la senda principal y así visitar también la Cueva de la Fuente del Trucho. Seguimos por la senda hasta el collado del barranco Lumus y poco después nos desviámos a la derecha campo a través para subir a la Peña Villacantal para observar las imponentes cortadas que ha forjado con los años el viejo Vero.
Desde aquí cogemos una senda que nos baja hasta el puente de Villacantal  por el tramo final del barranco Lumus.

Ciervo levantino del Covacho de Arpán
Llegando a la Cueva de la Fuente del Trucho


Peña Villacantal


Barranco Lumus


Puente de Villacantal

 Ya sólo nos resta la fuerte pendiente final hasta el collado de San Lucas donde paramos a comer antes de llegar de nuevo a Alquézar y finalizar así nuestra ruta de hoy.

Cortadas del río Vero






Decididamente somos el "equipo bueno" del grupo, le pese a quien le pese: las 13:15 h. y 16 kilómetros recorridos sin madrugar. Está claro que hay que comer para alargar un poco más la jornada campestre y echar el café también en ruta, en la Escuela-Refugio, para seguir estirándola.
No me lo puedo creer!!! tarde de sofing y todo!!!
He contado lo que me han contado, que nadie se sienta ofendido.
¿Cómo van esos enfermos?
Si queréis el track, aquí.

5 comentarios:

cristina dijo...

los virus se han hecho fuertes en nuestra casa... ¡socorro! otro fin de semana en casa y nos da algo..

jane dijo...

Gracias por la informacion sobre la senda Os Lumos el domingo pasado. Cruzamos con ustedes en la senda cerca de la Peña y mirador de Villacantal. La senda esta en muy bien estado y llegamos a la carretera sin dificultades. (También sale perfectamente dibujada en el mapa Ed. Alpina que llevaba en el gsp). Gracias de nuevo y happy mountains! jane.

Eduardo dijo...

Pues si, tiene razón, Alquezar y en general toda la sierra de Guara es muy versatil en rutas. Bonita circular, aunque menudo parapeto de hierro que le han clavado a la cueva del Trucho, vamos digo yo que con la mitad de altura será más que suficiente para que la gente no las toque, saludos

Pirene dijo...

Desde luego Alquezar es un poco como Arguis, que son el comodín del público si no se quiere madrugar o si dan malo en el piri.

Salud pues a tod@s!

silvia dijo...

Cris, los virus en casa nuestra también dan vueltas, pero todavía no se han atrincherado.
Jane, ya veo que el mundo es un pañuelo...nos alegramos de que te gustara la ruta. Vaya casualidad conocerse en persona y en la red en un sin querer.
Eduardo, está claro que el herrero que hizo las verjas de las cuevas cobraría por peso de hierro.
Pirene, pues si, cada uno tiene su rincón de monte cercano para desfogarse un rato.
Gracias a todos.
Soy J.C.