tiempo Monzón

miércoles, 17 de diciembre de 2014

CIRCULAR POR EL VALLE DE LOS SARRIOS

Jueves, 30 de octubre de 2014. Siguiendo con los retrasos...

Estuvimos en Estanés hace ya muchos años disfrutando de un gélido baño cuando todavía festejábamos y, tanto nos gustó el lugar, que dijimos que volveríamos, eso sí, intentando buscar otra vía de llegada, puesto que desde Hecho por Aguas Tuertas nuestros recién estrenados cuerpos en la montaña había sufrido en demasía y nos resulto muy cansado. 

Pasan los años y, aunque Estanés ya no parezca ni tan duro ni tan lejano por Aguas Tuertas por lo que llevamos a cuestas estos años, seguimos teniendo ganas de volver a él por otra ruta distinta para conocer valles nuevos. 
Para llevar a cabo la dicha, nos desplazamos a Francia, cruzamos a ella por el puerto de Somport y bajamos unos kilómetros hasta el parking de Saint-Senet, pasada una curva extremadamente cerrada a la derecha. Estamos en el Par National des Pyrénées y esto se nota, el entorno es precioso y el otoño lo viste de gala.
Comenzamos ruta cruzando el barranco Gave y subimos sin respiro por un bonito hayedo que pronto desaparece para dar cabida a extensas praderas que, ya por la GR-11, nos llevan al ibón de Estanés.
En menos de hora y media estamos en el lago, está claro que hemos cumplido nuestro deseo de venir a este lugar por una ruta más corta, pero claro...hoy nos sabe a poco...así que continuamos con una jornada que nos hemos trazado en mente y a ver si sale...que es un poco al "estilo me la encontré".



                            

Ibón de Estanés

Desde el ibón ganamos altura por la montaña de su izquierda que luego tenemos que perder para pasar al otro lado de ésta para y llegar a un vallecito que cruzamos para coger la senda de ascenso hacia el Valle de los sarrios, uno de los valles más solitarios y bellos que hemos visto. 
Cuando hemos ganado bastante altura por esta marcada senda rodeados de roca, nos sorprende este inhóspito valle totalmente llano, con una tasca verde que en primavera tiene que ser espectacular, y amplio, amplísimo, pero a la par encajado entre los gigantescos murallones de la cara norte de la Bernera y el pico Liouviella, que más tarde subiremos.
Este conjunto conforma un lugar único que nos maravilla, eso sí, sarrios no hemos visto ni uno...el valle no ha hecho hoy honor a su nombre. 

Valle de los sarrios

                      

Para ver el valle en altura y también tener una de esas vistas de pájaro que tanto nos gustan, atravesamos entero el valle y, una vez pasado el puerto de Bernera y a la altura del ibón Viejo, giramos a nuestra derecha y buscamos el mejor paso para subir al pico Liouviella, desde donde tendremos esas vistas de las que hablaba. 
Para continuar con estas buenas panorámicas vamos recorriendo el cordal de picos que continúan a este primero hasta llegar a la Brecha de Secussin saber muy bien como tendremos los pasos de uno a otro, porque de esto información no hemos encontrado, ya que por aquí no pasa ni Cristo buscando las alpargatas.
Muy a nuestro pesar, entre la Cúpula de Secus (2421 m) y el Pico Alto de la Portaza (2379 m), tenemos bajarnos de la cresta porque ésta se complica sobremanera, la roca está muy rota y no llevamos ni una triste cuerda, así que descendemos unos metros a la base de la cresta porque el gps nos marca una senda. La senda no aparece, más bien por aquí deben pasar esos sarrios que no hemos visto en el valle de los sarrios, pero como la ladera se deja pasar...pues vamos pasando, eso sí, con muchííííísimo cuidadín porque una mala pisada sería fatal y el terreno es delicadito de narices por la hierba, la piedra suelta y la fuerte inclinación de la ladera.

En la cima del Liouviella, a nuestra derecha el cordal de picos que recorrimos

Ascendiendo la Cúpula de Secus







                          

Aguas tuertas
Asoma el Castillo d'Acher 











De repente sale de la nada un mojón y estamos encima de un atisbo de senda y en cincuenta metros llegamos a la Brecha de Secus. Esto no tiene ni pies ni cabeza porque no vemos conexión de esta senda con nada a nuestro alrededor, así que damos por supuesto que el delicado tramo que hemos atravesado se debe de corresponder con la supuesta senda que nos marcaba el gps  y que existe a media ladera. Jibo...pues no se si recomendarla mucho, sinceramente...
Ahora sí, por terreno más cómodo, bajamos un tremendo pedregal  y pasamos por la base de todos los picos que hemos ascendido teniendo una visión de ellos totalmente altiva por su carácter abrupto. 

Brecha de Secús























Se anda deprisa por el nuevo camino, pero se conoce que estamos lejos de Estanés, puesto que nos tiramos un buen rato andando hasta que vemos por fin aparecer el ibón. 
En él nos paramos a comer, que hoy no hemos dado tregua por la precacución ante el desconocimiento de la ruta, y tenemos un hambre que devoramos.
Justo un  cuarto de hora nos deja el sol de su calor para poder comer a gusto, así que, cuando éste desaparece y un biruji helador empieza a soplar, recogemos los bartulos y nos ponemos en marcha para llegar rápidamente a los coches por la bonita senda de esta mañana.

                             


Una ruta espectacular sin duda alguna, pero poco recomendable por el tramo expuesto que realizamos. Mayormente la gente lo que hace es hacer la circular por el valle y no por las cimas, y quizá sea lo más recomendable, no se ya si lo más bonito...
Yo por si acaso, aquí dejo el track, y conste que además nos quedamos sin bateria en el gps la última parte de la ruta,  paro luego no digáis que no he avisado de todo...

5 comentarios:

carmar dijo...

Bellos de verdad estos espacios "apartados de las rutas más trilladas" que habéis tenido la fortuna de transitar. Enhorabuena también por las fotos y me lo apunto en la lista de "por hacer" allá para la próxima primavera. Salud y Montaña,par de dos.

trimbolera dijo...

Que maravillas, qué felices os tenéis que sentir por esos riscos igual que los sarrios.
Te agradezco muchísimo, pero muchissssmo la imvitación. Aunque no vaya estaréis en mi pensamiento y seguro que después sentiré envidia mal-sana cuando lea el blog y vea lo que me he perdido !!!!
Muchos besos y abrazos.

Eduardo dijo...

Hace unos diez años estuve en Estanes, por Aguas Tuertas, y la verdad que se nos hizo bastante largo, además con nieve. Este recóndito valle de los Sarrios tengo la fortuna de conocerlo. Un saludo

cristina dijo...

Ese valle nos lo hemos de apuntar para la primavera, pero por las crestas no, mejor por la parte de abajo... que si no nos tendrá que coger de la maneta J.C.

Pirene dijo...

Jo! hace un montón que no paso por estanés. Tengo yo otra circular por ahí pendiente, también por el valle de los sarrios pero hasta Lizara... asín, alargando en un par de días.

Ale pues!