tiempo Monzón

miércoles, 5 de marzo de 2014

CIRCULAR POR LOS ABRIGOS DE QUIZANS, ARPÁN Y TRUCHO

Fecha real: 2 de marzo de 2014.
La certeza de que exite según los mapas senda para cruzar el Vero y subir a la Peña Bobín, alguna que otra incursión de antaño por parte de la ruta y el haber encontrado por fin información en la red de algún otro osado que lo ha conseguido, son motivos suficientes para que de una vez por todas nos lancemos a investigar este largo recorrido obteniendo un éxito apoteósico.
Es más, nuestros amigos de tierra alta bajan a vernos y hay que sorprenderles con algo fuera de contexto, a ver si se piensan que en monte bajo uno no se revienta o que les vamos a llevar a las concurridas pasarelas del Vero...sin menospreciar esta preciosa ruta.
*Equipo de tierra alta: Kankel, Ana, Pol, y J.M.
*Equipo de tierra baja: Cris, Javier, Pili, Miguel, J.C, y yo (con baja de algún/a avispao/ada del grupo que veía venir lo que deparaba el día)
Después de los saludos y presentaciones, hacemos honor a nuestro nombre tomando café del termo acompañado de exquisita repostería cristobalera y, empieza la competición: A ver qué equipo se da más guarrazos hoy por el monte.
Paso a describir la impredecible ruta:
Salimos de Alquézar pasando por las piscinas en busca del barranco Puyuala hacia las Balsas de Basacol. Fotos de rigor y nos encaramos al norte en busca de los abrigos de Quizans, donde algunos almorzarán y otros laminearán mientras tod@s intentamos adivinar la amplia gama de representaciones de estilo Esquemático de este abrigo, el más abundante del Vero (5000-1500 a.C): pintadas en rojo aparecen un ciervo, un diminuto cáprido y varias digitaciones.



Balsas de Basacol



Abrigos de Quizans












Volvemos a la senda por la que subíamos hasta llegar a un collado con varias direcciones: a la izquierda al Mesón de Sevil, rectos al abrigo de Chimiachas y a la derecha al Tozal de ros Tiestos; ésta última es la que nosotros tomamos, eso sí, sin llegar al Tozal, cogiendo una senda indicada como Pasolén/Articazos que nos bajará al cauce del Vero. Este tramo de ruta es verdaderemente bello, aunque suene muy moñas, y nos depara varios rincones con encanto como la enorme Cueva de Grasa o la pequeña de Cuchareros y los curiosos pasos de Pasolén y Articazos, ambos equipados con sirga de seguridad.
Tras cruzar el Barranco de Chimiachas la senda baja en picado hasta el Vero, donde ahora sí, empieza la parte no conocida y más aventurera, por llamarlo de alguna forma..., de la excursión.

Pasolén

Articazos

Titubeando un poco arriba y abajo del río y hasta escalando para ver por donde cruzar mejor, decidimos remontar unos veinte metros y cruzar el Vero. Mientras los más finolis nos ponemos las chanclas, el que no las ha traído lo atraviesa con sus super botas himalayistas sin mojarse un pelo y se dedica a investigar por donde sube la senda que está marcada en el mapa con un punteado sospechoso. Busca y busca y al final grita que ha encontrado una especie de senda muy desdibujada dentro de un espeso bosque de boj, así que todos pa dentro. Conforme vamos subiendo tieso total suponemos que por este sitio sólo pasan los jabalís para bajar al río, pese a la certeza de que algún humano sí ha pasado, porque encontramos algún mojón disperso y alguna cinta de baliza atada en los buxos.
Cuando clarea el bosque nos topamos con una pequeña cueva, subimos por su izquierda a una faja que vamos transitando hacia la derecha en ligera subida hasta volvernos a encontrar con un murallón rocoso acornisado con un tremendo arco natural. La senda, algo cerrada pero visible, nos lleva a la Peña Bobín (930 m) y en ésta, sorprendentemente, aparecen marcas de pintura amarilla, que siguiendólas nos llevan a la Corona del Tozal (974 m).



Barranco de Chimiachas. Cómo pierde
en la foto...lástima
Arco natural




En este punto por fin paramos a comer que más de un@ va a desfallecer. Rodeados de unas vistas privilegiadas de todo el recorrido realizado, disfrutamos a la par de una variada cata de vinos de las distintas bodegas del grupo acompañada de un surtido de ricos dulces caseros y chocolates de los güenos. El  conjunto de manjares, paisajes y compañía ya no puede ser mejor...pero volviendo a la realidad que nos depara el futuro, vemos en la lejanía Alquézar ( por no decir a tomar por cu....), lugar al que tenemos que llegar y, para colmo se nos está yendo el sol y empieza a correr una brisa guareña que nos deja helados, así que rápidamente nos ponemos en pie para continuar la andanza que no es poca, aunque el frenético ritmo que nos impone Kankel nos hace entrar en calor en cerocoma.
Desde la cima sale una pista en descenso que seguimos hasta encontrar un desvío a la derecha que marca Alquézar. A lo largo de este trayecto nos desviámos en una ocasión para visitar el Abrigo de Arpán y su famoso ciervo de arte levantino, este arte naturalista es considerado como la expresión artística y espiritual de las comunidades caza-recolectoras postpaleolíticas, que llegan cronológicamente hasta el Neolítico y que puede enmarcarse en esta provincia entre el 8000 y el 3000.


Ciervo de Arpán
Cueva de la Fuente del Trucho


Siguiendo con nuestra ruta, volvemos a la senda que nos llevará a Alquézar y pasamos también por la gigantesca Cueva de la Fuente del Trucho, donde no apreciamos absolutamente nada por estar demasiado lejos dado que la reja que lo protege es inmensamente grande, pero os cuento que la importancia de las pinturas halladas en este covacho es incalculable. Su descubrimiento rompió con la teoría de que las manifestaciones rupestres paleolíticas en la Península Ibérica se produjeran tan sólo en la cornisa cantábrica. Las primeras manifestaciones de arte rupestre se realizaron hace casi 20.000 años en el interior de este abrigo de unos 17 metros de profundidad. El gran número de pinturas y grabados encontrados, aunque nosotros no veamos ni uno, hace pensar que esta cueva fue un gran santuario. Alberga un centenar de figuras representadas en las paredes del fondo y el techo. Con técnica de perfilado lineal y en colo rojo, se pintaron diez figuras y cabezas de caballos, casi cincuenta manos en negativo, puntos seriados y astros. También es reconocible una vulva femenina y en color negro se diferencian manos y manchas diversas. Y por si todavía queremos saber más, aquí.
Casi sin enterarnos vamos a parar al barranco Lumus y de ahí al Puente de Villacantal para cruzar de nuevo el Vero y algunos pillar la directa porque se conoce que ya se huele a birra en la última subida del día para llegar a Alquézar.


Barranco Lumus
Puente Villacantal




Pues mira que es tarde, pues mira que se hace de noche, pues mira que estamos petaos, pues mira que hay gente que tiene hora y media de viaje a casa, pero estamos tan bien con la birrica charrín charrán...a ver cuándo se repite otra de éstas!!! visto que ni con ésta se nos han espantau...
Si queréis el track, aquí.

7 comentarios:

Miguel dijo...

Ya era hora de hacer un senderismo en codiciones... aunque acabé petao.

cristina dijo...

tenemos la mejor reportera del mundo mundial!! y las fotos chulisimas!! de las agujetas y hablaremos en privado...

J. M. N. dijo...

De lo bueno, lo mejor. Compañía, paisaje y ruta...eso sí, ya os pillaremos por aquí arriba ya...vais a ver lo que es jabalinear (aunque alguna ya hemos tenido) juas, juas, juas...
Saludos moz@s

Eduardo dijo...

Ya dicen que "quien la sigue lo consigue". Bonita circular por la Sierra de Guara, digo yo que igual dará hacerla así que al reves ¿no?, un saludo

POL dijo...

Buen sobo y buenísma comapñía. Salú

Pirene dijo...

Ains! casi que me dais un poco (sólo un poco) de envidieta.

Chula vuelta, hace muuuchoooo que no paseo por los alrededores de Alquézar y me alegro de saber que aún existen rincones poco transitados.

¡Salud y monte que no falten nunca!

silvia dijo...

Qué razón llevas Miguel!! por fin el tiempo ha dado tregua para poder hacer de una vez cosetas largas.
Cris, se agradecen las exageraciones...y, agujetas?? no me digas que no pudiste ir a aerobic el lunes?? bai!!
J.M, perdona??? te tengo que refrescar la memoria con barrancos como Peña Yerma o la bajada del Puerto de Gavín?, por nombrar sólo alguna de tus embarcadas...pensándolo bien, no se yo si no nos quedamos aún cortos ;)
Buenas Eduardo, pues hombre, yo casi te recomendaría que si te aventuras en esta ruta, la hagas en la misma dirección, puesto que nuestra subida del Vero hacerla de bajada creo que tiene que ser bastante bastante más complicada, seguramente bajarías a redolones.
Buenísima compañía la tuya Pol, que por fin te tenemos de vuelta, y en qué forma mozé!!
Amos Pirene, si hace tiempo que no paseas por Alquézar habrá que preparar otra para que Bonito y tu vengáis, que no siempre serán carnavales, no?
Un abrazo a tod@s!!